ColaboradoresJulieta Fierro GossmanPrime

Cajones de estacionamiento en la CDMX

Me queda claro que el aumento de vehículos que circulan en la CDMX está envenenando el aire y produciendo estrés en quienes pasan largas horas en el tráfico. Sería ideal que hubiese menos autos particulares y más y mejor transporte público. Sin embargo, vivimos en una cultura donde un auto es un símbolo de prestigio y cada día somos más ciudadanos, no sólo porque llegan cada día más personas al Valle de México, sino porque somos más longevos. Desafortunadamente las inversiones para mejorar el transporte público son insuficientes.

La CDMX es un gran sitio para vivir y trabajar, y si mejoran sus servicios más personas querrán venir a vivir aquí. Lo ideal para evitar su colapso sería fomentar el crecimiento de ciudades intermedias con servicios de excelencia. Para que esto fuera realidad sería necesario que más personas pudiesen trabajar desde sus casas y que las reuniones de funcionarios y tomadores de decisiones se realizaran de manera virtual. Sin embargo, aunque desde ahora se pusiera en marcha un plan para lograrlo tomará tiempo implementarlo, no sólo para transformar las ciudades, sino para acostumbrarnos a nuevas maneras de interactuar.

En mi opinión, carece de lógica reducir el número de estacionamientos en la CDMX, lo cual es una de las soluciones que se plantean para evitar el tráfico. Los coches estacionados en la vía pública reducen el flujo de vehículos por el espacio que ocupan y por la maniobra que implica estacionarse. ¿Alguna vez ha tratado de circular a medio día con lluvia en una calle de subida de tres carriles donde hay autos estacionados a ambos lados y pasan micros o se detiene el camión de basura? Si hubiese suficientes estacionamientos en comercios, talleres, oficinas, hospitales, escuelas y zonas habitacionales, los autos estarían en un lugar propio y no estarían estorbando a quienes desean transitar por las calles. Ahora para muchos peatones también es difícil utilizar las banquetas ya que se ha puesto de moda que allí también se estacionen coches.

Es iluso pensar que en las casas de interés social las personas no poseen autos. Algunos de sus habitantes son choferes de taxis propios, otros son transportistas. A quienes pongan en duda lo que digo, les sugiero que viajen por el Eje 10 a la altura de la colonia Santo Domingo. Hay autos y camiones estacionados frente a banquetas y camellones, varios en doble fila.

Los conjuntos habitacionales deberían tener un cajón de estacionamiento para cada adulto y además lugares de estacionamiento para los servicios y los visitantes. ¿Acaso se nos olvida que se nos dan muy bien las reuniones familiares y festejos? ¿No nos damos cuenta que tienen que ingresar a las unidades habitacionales el camión de basura, las ambulancias, los vehículos de mudanza e incluso las carrosas mortuorias?

Si queremos que la CDMX tenga menos autos debemos cobrar un impuesto especial a quienes los posean; así como imponer una cuota a cada auto que ingrese a la ciudad; esa recaudación sería para mejorar el transporte público. Cada dueño de un auto debería pagar por un sitio para guardarlo cerca de su casa y otro cerca de su trabajo. Es decir, necesitamos más estacionamientos; no más banquetas y calles con autos estacionados.

Sé que algunas personas compran sus autos en Morelos para no pagar los impuestos de la CDMX. Creo que los morelenses no se dan cuenta que la contaminación no desaparece, que cuando sopla el viento se lleva la nata del Valle de México hacia el sur. Dentro de algunos años tendrán que pagar un precio muy alto tanto en dolor humano como en dinero, por el aumento de cáncer, enfermedades pulmonares y alergias.

En fin, si queremos que haya menos autos en las calles tenemos que construir suficientes estacionamientos, mejorar el transporte público y regular los paraderos de autobuses. Tenemos que garantizar que haya carriles seguros para los ciclistas y sitios de resguardo para bicicletas. Y lo más importante, mejorar los servicios y mudar instituciones a ciudades intermedias.

Tags

Julieta Fierro Gossman

La doctora Julieta Fierro es Investigadora Titular del Instituto de Astronomía de la UNAM y Profesora de la Facultad de Ciencias. Ocupa la Silla XXV de la Academia Mexicana de la Lengua y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores en el máximo nivel. Se dedica a la divulgación de la ciencia. Ha trabajado para exposiciones en museos, cuenta con varios libros y artículos publicados, participa en programas de radio y televisión, diseña talleres de ciencia y dicta conferencias. Ha recibido numerosos galardones nacionales e internacionales incluido el Premio Kalinga que es la máxima distinción a la divulgación de la ciencia. Sociedades astronómicas, laboratorios, bibliotecas y cinco escuelas llevan su nombre.

Related Articles

0 thoughts on “Cajones de estacionamiento en la CDMX”

  1. Estimada Julieta. Me dedico al desarrollo de vivienda desde hace 20 años. Es impresionante el costo de hacer más estacionamientos para departamentos. Es una “Rat Race”. No soy fan del gobierno, pero es una medida que debe estimular el no uso del carro. Yo así lo hago, y estoy seguro que más gente también. Le pongo un ejemplo: Vivo en el Sur de la ciudad y mi oficina está en Polanco. Se inició un servicio de transporte saliendo de Acoxpa sin paradas hasta el Auditorio Nacional. Ojalá tenga oportunidad de verlo un día. El resultado es: Filas de gente usando el servicio que viaja por el segundo piso, pagando 10 pesos y saliendo puntual a la hora indicada. Yo como muchos dejamos muchos de nuestros carros (casi todos de modelo reciente al ver que mucha gente es llevada a la terminal). El mecanismo Economico si es la mano invisible…..pero también es la ejecución de la ley. Coincido en que no podemos pagar el estacionamiento publico (haciendo calles) a Mudanceros y transportistas que felizmente dejan sus autos en las calles. Eso es otro historia, parte del problema.

  2. Efectivamente mejorar rutas de trasporte pública en comodidad servicio del conductor y seguridad con destino directos a las zonas económicamente activas de la ciudad a las 1eras horas del día y aun en horas muy cercanas a la media noche se evitaría el crear más estacionamiento y con las ventajas de ahorro de tiempo, ahorro de combustible por conductor particular y disminución del tráfico, disminución de accidentes El usuario preferirá pagar por evitarse lo anterior expuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close
Newsletter